Visualización: Hagamos de nuestras metas, realidades

Visualización: Hagamos de nuestras metas, realidades

“Pasó como imaginé que pasaría. Fue una victoria adicional en una vida llena de pequeñas victorias”.

— Michael Phelps


Visualizar nos permite tener las metas más claras, tenerlas tangibles en nuestra mente y sirven como estímulo para el cuerpo para aguantar el proceso que se requiere para lograrlas.
 

Es muy común en el deporte escuchar a los atletas decir: “Salió justo como lo imaginaba”, “fue exactamente como lo soñé”, “de niño me veía en el podio cantando el himno de mi país”. En esto podemos encontrar un patrón, una repetición, un cuento que nos contamos a nosotros mismos sobre lo que queremos ser y cómo lograrlo. De ahí la importancia de la visualización ya que es catalizador de una ruta crítica que puede tardar años en cristalizarse, pero mientras se cristaliza, nos ayuda a transformarnos en esa persona que necesitamos ser, para hacer de nuestros sueños, realidades.

Un ejemplo concreto y siguiendo el deporte como metáfora de vida, el atleta con más medallas de oro en la historia de las Olimpiadas, Michael Phelps, desde que se inició en el deporte y con la ayuda de su madre y en especial de su entrenador, Michael antes de dormir visualizaba todos los escenarios de las competiciones: desde mantener la calma antes de la competencia, qué hacer ante los imprevistos, como seria ganar un oro olímpico hasta como aceptar la derrota en caso de presentarse.

La visualización ayuda a Phelps y a cualquier persona a que se comprometa a practicarla, en lo siguiente:

  • Programar nuestra mente para el largo recorrido hacia nuestras metas.
  • Nos permite estar enfocados y concentrados hacia objetivos concretos.
  • Nos ayuda a eliminar las distracciones.
  • Nos permite ver la adversidad como situaciones temporales, no como permanentes.
  • Nos da una ruta a seguir y nos refuerza nuestra convicción sobre nuestras elecciones.

Muchos de nosotros no somos deportistas olímpicos y no ambicionamos una medalla de oro, pero si tenemos metas y visualizarlas nos permite tenerlas presentes para continuar el recorrido para lograrlas.

Nueva York: La ciudad donde todo sucede

Nueva York: La ciudad donde todo sucede

Cerrar Ciclos: Distinguir cuando vamos hacia adelante y cuándo es necesario dejar atrás.

Cerrar Ciclos: Distinguir cuando vamos hacia adelante y cuándo es necesario dejar atrás.