Sudar y perder grasa, ¿Están relacionados?

Estamos listos, hemos decidido bajar medidas y la idea es hacerlo pronto. Así que, vamos a recurrir a métodos “infalibles”: la faja de neopreno para sudar y el traje plastificado para salir a correr. 


Y así arrancamos, esperando sudar a mares para “quemar grasa” lo más pronto posible. ¿Esta historia te suena conocida? ¿Conoces a alguien así?

Por: Marlen Treviño

La idea de sudar mucho para quemar grasa ha estado presente por años y hoy voy a explicar si esta idea es falsa o no y como el sudar si puede ayudarte pero bajo ciertas condiciones. 

¿Por qué sudamos?

Sudar es la reacción de tu cuerpo ante un calentamiento extremo, funciona como si fuera tu propio aire acondicionado, por decirlo de alguna manera. Y por eso es común y normal sudar cuando estamos en una situación de esfuerzo físico. Al sudar se regula la temperatura corporal, se elimina mucha agua, sales minerales y algunas toxinas en pequeña cantidad.  

¿Y la grasa?

La grasa, junto con los carbohidratos, es la principal fuente de energía para tu cuerpo. Los carbohidratos dentro de tu organismo se convierten en glucosa, un combustible rápido y eficaz que se guarda en forma de glucógeno. Cuando la reserva de glucógeno se agota, se usan las reservas grasa. 

Con ejercicio de tiempo e intensidad adecuada , los ácidos grasos se movilizan y comienzan a ser transportados hacia el músculo, posteriormente a la mitocondria y finalmente serán oxidados para poder ser utilizados como energía. Como puedes ver, la grasa no se suda ni se quema, la grasa se oxida. Y se libera como energía. 

Relación del sudor y la grasa corporal:

Mucha gente relaciona el sudor con la grasa porque, para lograr oxidarla se tiene que realizar esfuerzos físico prolongados que provocan una subida de la temperatura corporal lo que provoca la respuesta natural de tu cuerpo de sudar.

Pero cuando el sudor no proviene de esfuerzo físico, sino de portar trajes plásticos, lo único que se pierde es agua, que recuperarás apenas vuelvas a hidratarte. Ya que solo estás impidiendo a tu cuerpo enfriar la piel adecuadamente, creando una sudoración artificial.

Cuando el sudor proviene por el esfuerzo de un entrenamiento, entonces si estas oxidando grasa, pero ese sudor es un reflejo de un proceso interno que se está llevando a cabo. 

No relaciones sudar con bajar de peso, a menos que éste sea causado por el ejercicio que realizas de forma constante. Si deseas usar una faja para reducir un poco la medida de tu cintura solo funcionará si tienes agua en exceso o retención de líquidos pero recuerda que no es grasa perdida. Una dieta balanceada, una rutina de ejercicio constante y una correcta hidratación harán maravillas por ti! Y eso sí está 100% GARANTIZADO. 

Lic. Marlen Treviño.
Coach en Nutrición Deportiva.
www.MarlenTrevino.com

Marlen Treviño

Coach en Nutrición Deportiva, y cree en la importancia de la alimentación y el movimiento como el camino para disfrutar de una vida más plena.

Recibió su formación en Ciencias de la Educación con concentración en Psicología(UDEM). Entrenadora Personal (AFFNL), Health Coach (ACE) y Coach en Nutrición Deportiva (ISSA). Esto le ha permitido dedicarse a su pasión como CONSEJERA EN SALUD Y BIENESTAR. Utiliza su formación y experiencia para ayudar a las personas a realizar CAMBIOS GRADUALES en su alimentación y estilo de vida que produzcan RESULTADOS reales y duraderos.

Redes Sociales

Sitio: www.MarlenTrevino.com
Twitter: www.twitter.com/MarlenTrevino
Instagram: www.instagram.com/MarlenTrevino
Facebook: https://www.facebook.com/MarlenTrevino
YouTube: https://www.youtube.com/channel/UC6-M7CfQrLmIOOrh9YL2kAg