Greenwich Village: Aire fresco de New York

Por: @Sores25

Nueva York, la meca de la moda, la ciudad de las películas, la voz de Sinatra, la poesía de Whitman y los sueños de muchos, si la hacemos aquí, la hacemos en cualquier parte.

Alejado de los grandes rascacielos que rodean el área financiera y la icónica parte de la Quinta Avenida donde encontramos Central Park, se encuentra Greenwich Village, un “pueblo” pequeño, joven, lleno de vida que nos da un Nueva York diferente.

Comenzado por Washington Square y su arco donde nos inunda una población estudiantil ya que los campus de New York University y  Parsons, The New School of Design, (instituciones que servidor les guarda gran cariño por abrirme la puerta de entrada a la ciudad) atravesando por distrito de moda,compras y galerías de arte de SoHo, para luego adentrarnos a dos culturas opuestas unidas en una misma manzana, la tradicional Italia en Little Italy y la milenaria China en Chinatown.

Llendonos más hacia el oeste entramos a West Village, donde las “Townhouses” de ladrillo rojo nos hacen recordar a Holanda, herencia inmigrante que forjó la gran manzana en sus inicios. Caminar por Bleecker Street hasta llegar al Hudson River para presenciar el atardecer es un privilegio que nos brinda esta zona de Manhattan. Dentro de West Village, queda recorrer el Highline Park, un ejemplo de innovación, ecología y de urbanismo que fascina por su naturaleza y simplicidad. El Meatpacking District es una excelente opción para disfrutar el buen comer y una vista al Chelsea Market no puede falta.

Greenwich Village, un Nueva York diferente, joven, innovador y fascinante.